941 418 624

Quiénes somos

img qo

A finales de los años 40, Pablo Martinez, tras muchos servicios con su Taxi transportando al personal por otras ciudades y ver en primera persona las tendencias del momento en los bares y tascas de aquel entonces, decide junto a su esposa Elena Uruñuela montar en pequeño bar en el que poder ofrecer aquello que el veía por las ciudades que visitaba. Tras decidir abrir el pequeño local bajo el nombre de CANTINFLAS, ya que por aquel entonces la gente le sacaba un gran parecido al actor Mexicano) y empezar sirviendo aquellos productos de la época en los vermuts de los domingos, el local fue haciéndose mas popular y necesitó una ampliación y así poder dar servicio a la creciente clientela. Con el buen funcionamiento del local y ya con 4 hijos en edad de trabajar, se decide dar un paso adelante y se toman las riendas del bar situado en el Monasterio de Valvanera. Tras muchos años de duro trabajo y gran reconocimiento, el mando es cedido a los hijos ya que Pablo y Elena se jubilan. El mando del Cantinflas queda en manos de su hijo Carlos, que continua con la filosofía de trabajo aprendida de sus padres, pero con un aire nuevo, y nuevos hábitos de consumo. Es hay cuando se empiezan a dar comidas además de los populares almuerzos y vermuts. El negocio empieza a quedarse pequeño y es ahí cuando se decide que hay que crecer, que es ahora o nunca. Se empiezan a buscar sitios donde poder empezar. Ya en verano de 1993 se inaugura el Restaurante Cantinflas 2, bajo la dirección de Carlos, quien sin perder los orígenes que aprendió de sus padres pero sin olvidar que hay que crecer con los tiempos se consigue dar forma a lo que es hoy día el Rest. Cantinflas 2. El CANTINFLAS de Pablo y Elena siguió funcionando bajo la dirección del hijo Mayor, Francisco, quien en el 2008 decide ponerle fin a más de medio siglo de vida, ya que era hora de jubilarse y no tener un relevo, A día de hoy y ya bajo la dirección de una tercera generación sigue viva la llama que a finales de los años 40 vio nacer el CANTINFLAS.

A finales de los años 40 Pablo Martínez , después de muchos años llevando personas de un lugar a otro en su Taxi, se da cuenta de la tendencia de los bares y tascas de aquel entonces, por lo que, junto a su esposa Elena Uruñuela deciden montar un pequeño bar en Badaran para poder ofrecer todo aquello que veían.

Y así nació CANTINFLAS, ya que, por aquel entonces a Pablo le encontraba un gran parecido con el actor Mexicano.

Comenzó con los vermuts de los domingos con productos de la época, y poco a poco CANTINFLAS se fue haciendo más popular y hubo que hacer una ampliación para así poder seguir dando el mejor servicio a la clientela. Con el tiempo Pablo y Elena se jubilan y pasan las riendas a uno de sus cuatro hijos Carlos. Que se toman las riendas del bar situado en el Monasterio de Valvanera. Carlos continua con la filosofía aprendida de sus padres, pero con nuevos aires y adaptándose a los nuevos hábitos de consumo. Y comienza a dar comidas.

El negocio comienza de nuevo a quedarse pequeño, por lo que se decide que es ahora o nunca, y comienzan a buscar sitios dónde poder empezar. En verano de 1993 se inagura el restaurante CANTINFLAS 2. El CANTINFLAS de Pablo y Elena siguió funcionando bajo la dirección del hijo mayor Francisco que se jubila. A día de hoy y ya bajo la dirección de una tercera generación sigue viva la llama que a finales de los años 40 vio nacer el CANTINFLAS.

Dirección:
C\ Real 52, 26310 Badarán (La Rioja)

Teléfono: 941 418 624

E-mail: contacto@restaurantecantinflas2.es

 

Utilizamos cookies con el fin de mejorar nuestro sitio web y su experiencia cuando lo utiliza. Las cookies para las operaciones esenciales del sitio ya han sido configuradas. Para saber más acerca de las cookies que utilizamos y como eliminarlas, visite nuestra política de privacidad.

  Acepto las cookies de este sitio.